El ADN del Emprendedor...

Acabo de terminar un buen libro acerca de un gran hombre: La biografía de Steve Jobs por Walter Isaacson. El libro me ha dejado muy reflexivo acerca de varios aspectos de mi propio modo de vida, mi visión de los negocios y demás, pero sobretodo me ha ayudado a llegar a un concepto propio que denomino:

El ADN del Emprendedor

Así es. ¿De qué se trata? Bueno, en mi cabeza de muchas cosas, y básicamente a nivel de este texto sólo puedo definir la parte "conceptualizable" de la reflexión que quedaría en algo como la idea de querer cambiar el mundo.

Actualmente vivimos en una sociedad que para empezar, es casi 100% global, al menos en el mundo de occidente. Sin embargo, hay un peligro latente y es que esta sociedad más allá de crear contenidos, los consume (por sólo citar un ejemplo de la "enajenación" que enfrentamos a diario).  Poco a poco cuestiones como las computadoras (y más específicamente los dispositivos móviles) nos han llevado a un punto de inflexión en la historia en el que (a mi parecer) estamos dejando morir la creatividad nata que viene con nuestros cerebros y sentidos al nacer. Hoy en día las cosas son tan intuitivas que puedes dejar que un niño analfabeto de 6 años tome un iPad y le entienda al instante, sin embargo esto está matando de a poco la idea de que las cosas se pueden modificar y reinventar ya que estos "innovadores dispositivos" ni tornillos traen! (coff coff, ¡spoiler!) y eso está mal. Por otro lado, estos dispositivos de lo que hoy denominamos "era digital" y que en sí para la mayoría de nosotros es algo normal, nacieron con el propósito de ser herramientas, fantásticas herramientas mentales que nos permitirían de un modo u otro lograr alcanzar (e incluso superar) nuestros sueños mismos y es ahí donde entra el concepto de ADN del Emprendedor, verán:

A pesar de que Steve Jobs es uno de los que podrías considerar "los mayores exponentes" de la era digital, sabía a qué tipo de letargo individualista nos llevarían los avances tecnológicos. Hoy en día no es raro ver en la calle, el metro o cualquier otro lugar a cientos de personas "enfrascadas" en su mundo de la mano de un móvil en lugar de convivir. Es por esto que él propiciaba (tanto en la arquitectura de sus edificios como en el día a día) los encuentros fortuitos que dan como resultado lluvias de ideas y por ende, paso a la creatividad, y este es el punto importante de éste párrafo, la creatividad.

Yo creo que hay en la historia, ejemplos contados de emprendedores admirables y (muy a mi manera personal de verlo) Steve Jobs era uno de ellos. En un mundo donde la era digital se ha vuelto un arma de doble filo con herramientas que tanto nos potencian como nos inhiben, debemos fomentar el nacimiento, desarrollo y florecimiento de la creatividad como motor de vida para nosotros y los nuestros. Debemos hacer crecer a nuestros hijos con la idea de que pueden (y deben) cambiar al mundo y nunca quedarse conformes con lo que se les ofrece a nivel sociedad, ¡Siempre se puede ser mejor! El ADN del emprendedor comprende, entonces, desde el más básico asomo de ilusión por una idea que le nace a un niño ("Papi, porqué las cosas no se hacen de X Y o Z maneras") hasta esas ideas que vemos a diario en la gente motivada como de: "Un gran producto sería..." y este es un modelo mental que hemos de fomentar si queremos que la sociedad siga creciendo y no se estanque.

En resumen, el ADN del Emprendedor (para mí) es una filosofía de vida que consiste en nutrir la inventiva, la creatividad, la curiosidad y el hambre por crear un mundo mejor para todos, por devolverle algo a nuestra especie, por devolverle algo al mundo que nos vio nacer...

Sin más preámbulo, yo opino que el mundo sería un mejor lugar si todos lleváramos un poquito de las cosas buenas que tenía Steve Jobs en su personalidad dentro todos nosotros, como el hambre de innovar para dejar huella en este planeta.

Descansa en paz, Steve. Gracias por todo.