De Bill Gates, y el Nacimiento del Software Privativo

Bill Gates de Joven
Ahorita que estoy leyendo la biografía de steve jobs, me encontré con un pasaje muy interesante que me gustaría compartir:

Allá por los 60's, cuando la informática personal apenas iba tomando forma, los geeks de aquellas épocas se reunían en garages a compartir ideas, noticias y avances tecnológicos entre ellos. Steve Jobs y Steve Wozniak eran atendientes a uno de estos clubes geek, donde se permitía el fácil (y libre) acceso a la tecnología a las personas interesadas.

La cosa es, que los componentes y kits eran muy caros, entonces no estaban al alcance de todos. Cuando el primer kit de lo que podríamos llamar "el precursor del ordenador personal" salió a la venta (El Altair), no tomó mucho tiempo antes de que el club a donde asistían los 2 steves a estas "quedadas" se hiciera con uno. La idea era que si alguien se podía hacer con una pieza o cosa interesante, montaba una presentación que ofrecía gratuitamente para todos los asistentes, de manera que todos se nutrían con conocimiento. La filosofía de ese tipo de clubes era al hardware lo que la filosofía del software libre tal y como la conocemos ahora es para los programas. El propósito central de todo era COMPARTIR, para nada Comercializar.

Sucede que en el club a donde asistían los steves no sólo llegó a aparecerse este kit para el disfrute y estudio de todos los curiosos, sino que también llegaron copias de la versión de BASIC que Bill Gates diseñó para el Altair (Esta es, la precursora de lo que se convertiría en Windows más adelante). Bill Gates no era fanático de la filosofía "hippie" enfocada a compartir conocimiento en estos clubes, y tras enterarse de que las copias de su software llegaron a manos del club a donde asistían los steves, y que la gente estaba compartíendolas entre ellos sin pagar, escribió una carta al club que rezaba:

Cito del libro:

Como la mayoría de los aficionados a la electrónica ya sabrán, casi todos ustedes se roban el software. ¿Es esto justo? [...] Una de las cosas que están consiguiendo es evitar que se escriba buen software. ¿Quién puede permitirse realizar un trabajo profesional a cambio de nada? [...] Agradeceré que me escriban todos aquellos que estén dispuestos a pagar.

Esto es lo que (si no me equivoco), podríamos considerar el nacimiento de la mentalidad detrás software privativo, o al menos su representación más pura con el ejemplo del software privativo más famoso de la historia: Microsoft Windows. ¿Interesante no?