Informática sin Fronteras... (Un Post de juegos, niños y otras cosas)


Hoy tuve la oportunidad de hacer un experimento con 2 niñas y 2 laptops: La primera niña tenía 10 años y había crecido prácticamente toda su vida en un rancho (sí, de esos donde hay vacas y caballos, donde es tradición ordeñar las vacas, montar a los caballos, juntar leña y ve tu a saber qué más), aunque de principio yo no lo sabía. La segunda, tenía 6 y era citadina, conocía bien la computadora y aún a su corta edad se defendía bastante bien en su manejo. Una de las niñas (la citadina) tenía una laptop que le habían dejado con un curso interactivo para que se entretuviera, ¡Pero parecía sabérselo de memoria!, La otra sólo la observaba.

Observando este fenómeno social un rato, llegué a la conclusión de que la niña citadina parecía aburrida del dichoso curso ese y que la segunda no parecía tener el valor (o más bien intención alguna) de pedirle usar la computadora un rato. Yo traía mi laptop (puesto que en estos momentos como estoy de viaje la cargo a todos lados) y le dije a la niña citadina que si me dejaba ponerle un juego en la computadora. Accedió y por suerte, la computadora que tenía (Con Windows XP por cierto) tenía instalada una versión reciente de Google Chrome por lo que bajé Angry Birds (Justo el juego que quería ponerles pues XD) Y le expliqué de manera corta cómo jugarlo. La niña parecía haber escuchado del juego pero no haberlo jugado en si, y después de unos pocos segundos, ya le había entendido. La vi jugar (teniendo mi laptop en mis manos aún) y vi cómo la otra niña sólo la veía interesada pero con cierto desaire, por lo que me dije: "Me falta 1 cosa por solucionar aquí"; Tomé mi laptop, inicié Angry Birds y le conecté un Mouse. Fuí con la niña de rancho y le dije: "¿Tú no quieres jugar?" A lo que insegura pero emocionada, dijo que si. Le dejé mi laptop con el juego puesto en el primer nivel.

La niña citadina iba muy bien con Angry Birds, y era entretenido verla emocionarse de cómo morían los cerditos verdes a manos de la resortera de aquellos chistosos personajes plumíferos. Me enfrasqué en su juego y quizá por inercia, no presté atención a la otra niña (Puesto que yo no sabía que no tenía idea de cómo o incluso qué era una computadora en sí).

Poco tiempo después, caí en cuenta de la desorientación de la niña a la que le había prestado mi ordenador y le volví a explicar el juego, pero aún así tenía problemas para jugarlo (aunque tenía cierta noción de cómo agarrar el ratón pero no hallaba el cursor y no sabía qué botón apretar para hacer click). Detrás, llegó quien parecía ser su tutora y me dijo amablemente "Esque ella nunca ha agarrado una computadora" (después me explicó la situación) a lo que la niña asintió y yo dije: No importa. (De todos modos había tiempo para enseñarle debido a la situación y lugar en la/el que estábamos). Acerqué una silla y me senté junto a ella. Improvisé un Mousepad y le pedí que tomara el mouse, le expliqué la mecánica del juego paso a paso y cómo se usaba el ratón para jugarlo, pero aún no lo entendía. Probé con el trackpad de la laptop en lugar de mouse, pero el resultado no mejoraba. Volví con el ratón y recordé algo que hacía mi madre para enseñarme a escribir: Me hacía tomar un lápiz y con su mano, me guiaba la mía para que escribiera las letras o cosas que tuviera que aprender, y de pronto, me soltaba y yo ya lo hacía solo...

Apliqué la misma técnica con esta niña y el mouse y a los pocos minutos, ¡Ya sabía jugar! le enseñé cual era el botón de repetición y el de siguiente, y con eso bastó para que jugara sin mayor problema. Hubo un punto en que ambas niñas llegaron al mismo nivel y para mi, ver el avance tan rápido de la niña a la que le presté mi laptop fue una experiencia muy bella. Ella nunca había visto una laptop, ni a los Angry Birds. Ella no sabe que la computadora que usó funciona con software libre o que una proeza tecnológica como Agry Birds Chrome funciona gracias a tecnologías como el Offline Storage de HTML5. Hubo un momento en que (debido a que tengo un Dock abajo) se abrió GIMP y la niña se espantó, como si hubiera hecho algo malo. Yo simplemente reí enternecido y le dije: No te preocupes... Volví al juego tras cerrar Gimp y lo siguió jugando.

Esta niña quizá en muchos años nunca más vuelva a usar una laptop o a jugar angry birds siquiera, Quizá nunca obtenga un trabajo en donde sea vital usar un ordenador (Como es costumbre en las ciudades) y muy seguramente nunca sepa lo que es Linux por ejemplo, pero lo que sí sé a ciencia cierta que sabrá es que un día, un chico amable le prestó una computadora y le mostró que ahí se podía jugar y cómo se usaba el dichoso aparato. (Fue maravilloso verla adaptarse a encontrar el cursor en pantalla y atinarlo/enfocarlo al punto exacto para clickear, al mismo tiempo que veía cómo pasaba los diferentes niveles); Es en días como estos que sé que mi trabajo lo vale, sirve, que lo que hago va más allá de simplemente enfrascarme todo el día en esta máquina "apartándome de la sociedad"... Es en días como este en los que más orgulloso estoy de ser un geek y de saber que la informática y la internet no solo rompen las barreras de la distancia por ejemplo, sino también aquellas de género, edad, procedencia y otras más. Es en estos días que sé que la informática No tiene Fronteras; Son días como este los que le dan un significado al "Conéctate a tu Mundo" de Xenode Systems, porque con pequeños detalles como este, eso hacemos y más: Conectamos no sólo mundos y personas, sino que, de cierta manera, incluso creamos universos.