La importancia de Separar el "/home"...


Como usuario Linux, (cuando uno ya lleva tiempo usando éste sistema) Uno se llega a sentir invulnerable. Así como si fuéramos SUPERMAN, como si a nuestra PC nunca le fuera a pasar nada, como si siempre fuera a funcionar igual... Y la realidad es que Linux funciona TAN BIEN que ni para qué preocuparse casi casi... El rollo es que cuando llega un problema Y NO ESTAMOS PREPARADOS es como si el mundo se nos viniera encima.

Yo manejo un disco duro de 320GB en un equipo y otro de 500GB en otro (los 2 equipos que uso a diario) Uno lo ocupo para diseñar y trabajar como tal y el otro para cuando tengo que movilizarme (puesto que es una laptop) o bien, cuando quiero jugar algo, puesto que tiene buena tarjeta gráfica a comparación de la de escritorio.

Mis 2 equipos están conectados por una red personal que me monté hace poquito y entonces puedo compartir archivos cada que me de la gana sin ningún problema, además de que ambos corren Fedora 16 Verne de 64 Bits (uno con KDE y otro con Gnome Shell). Y son muy similares en SETUP, lo único que cambiaría quizá es el hecho de que la laptop tiene una máquina virtual de MacOS y la Desktop tiene una de Windows. En ambos equipos separé el directorio /Home a una partición reservada (primera vez que lo hago desde que uso Linux) y pues gracias a ésto, pude superar la tragedia que se me presentó hace unas horas:

Sucede que estaba trabajando en mi computadora de escritorio hasta tarde como es habitual al mismo tiempo que hablaba con un amigo por skype, veía videos y hacía otras varias cosas más (puesto que tiendo a hacer varias cosas a la vez sin problemas) Todo iba bien (como es habitual) hasta que de pronto, (estaba yo probando unos binarios que había compilado) POR ACCIDENTE debido a que ya estaba cansado, en la terminal ME VOLÉ el directorio "usr/bin" con "rm -rf" como root, cosa que ya no se puede deshacer, se borró y no había manera de deshacerlo.

Quien sepa de sistemas linux, ésto equivale a "reinstalación obligatoria" puesto que no se puede recuperar, copiar de otra PC o hacer ALGO, ya está perdido, se tiene que reinstalar forzosamente. Te quedas sin sudo, sin capacidad de arrancar programas e incluso SIN CAPACIDAD de entrar a tu sesión al reiniciar (al menos éso pasó en mi caso)

Fue aquí donde BENDIJE la práctica que decidí tomar semanas atrás cuando me instalé Fedora 16 FRESCO en mis equipos de separar el directorio /Home del resto del sistema: Comúnmente yo no lo hacía porque cada año que actualizaba me gustaba borrar archivos que no me interesaban y llevarme únicamente 10GB de información aprox para empezar de cero, Pero si éso hubiera sido hoy se me hubiera fregado TODO mi trabajo de 2 meses casi casi fácilmente sin posibilidad de recuperar el tiempo. Con el Home separado, lo único que hice fue reinstalar el sistema raíz desde el LiveCD de fedora 16 KDE (que es el que usé en mi desktop al momento de instalar), establecer los puntos de montaje y Voilá! Mis archivos, máquinas virtuales, proyectos, preferencias de programas y demás se quedaron a salvo, LOS 40GB de información VITAL que manejo quedaron intactos, sólo fue cosa de reinstalar mis programas favoritos, actualizar y listo, tras un reinicio TODO como si no hubiera pasado nada. Los programas se comportaron igual, conservaron sus preferencias, TODO igual, como si nada hubiera pasado...

He ahí la importancia de separar el /Home. Si separamos nuestro Home, aún la desgracia más horrible a nivel sistema puede ser reparada en tiempo récord como si nada hubiera pasado, lo mismo con las actualizaciones de sistema: Teniendo un mismo /Home, cada que actualicemos iniciaremos en el NUEVO SISTEMA FRESCO pero con nuestras preferencias y tweaks ya incorporados al mismo, sólo faltará reinstalar nuestros programas favoritos, acomodar ciertas cosas y TODO PERFECTO.