Mi Historia Linux y Porqué deberías Cambiarte


Hoy les contaré Porqué me cambié a Linux y porqué ustedes deberían hacer lo mismo: Verán, mi primer contacto con una computadora fue a los 8 años con una PC Acer que tenía Windows 98 pre-instalado. Me gustaba mucho mi computadora, funcionaba muy bien, pero con el paso del tiempo y las necesidades que tuve, se fue quedando obsoleta... Después de ésta PC, adquirí mi primera PC Nueva (la otra era usada) y la pude personalizar más a mi gusto, una IBM con Windows XP pre-instalado. Cuando los tiempos de la Acer, nunca tuve que formatearla, siempre estuvo ahí funcionando bien. Con ésta nueva PC IBM en mis manos, empecé a conocer más y más del mundo de la informática, y también era una muy buena computadora, prácticamente sólo hubo que formatearla unas 3 veces... Desgraciadamente, debido a una sobrecarga de energía provocada por un rayo, mi computadora se quemó y tuve que adquirir otra, un tanto "menos buena" con Windows XP pre-instalado nuevamente. Ésta última PC la usé durante mucho tiempo para muchas cosas, sin embargo, ahí fue donde me empecé a hacer "enemigo" de Windows, debido a que por varias razones, la tuve que formatear varias veces: Cuando no era algún malware, era algún problema de corrupción de datos en el disco duro causada por algún programa y cuando no era eso, una falla eléctrica que también hacía que algunos DLL de Windows se "fundieran" por apagar mal el ordenador...

Todo este comportamiento me venía hartando, pero yo no conocía nada más allá de Windows y Mac. Las Mac nunca me dieron una buena experiencia, así que continué con Windows y un buen día, tuve mi primer contacto con Linux: Tenía éste amigo que quería una suite de ofimática en su PC que no la tenía... Me enteré de OpenOffice y una cosa llevó a la otra, me enteré de que existía otro Sistema Operativo: Linux, y que tenía como programas al parecer todos aquellos que marcaban con "GPL" en Softonic. Pocos días después, hubo que formatear la computadora de mi amigo y entonces intenté descargar un Linux para ponérselo, pero no pude, no hallé suficiente información sobre cómo descargar y/o usar las distros, sólo cosas raras que no funcionaban como debían. Ése día al final no le pusimos Linux a su PC.

Después de eso, tuve acceso a una laptop en la cual pude instalar un "Buntu based System" y me inmiscuí más en el mundo de Linux, pero para ser sincero, no me alejé del todo de Windows, es decir, todavía tenía una partición con XP por ahí y la verdad es que nunca me sentí 100% Cómodo en Ubuntu... Tenía que moverle demasiado, soltaba errores y demás... No me quejo, puesto que aprendí muchísimo de Linux por esos entonces, Pero no... Linux no era completamente mi gallo sino después de demasiadas cosas y tweaks y demás. En el periodo de enmedio, probé Muchísimas distros! De todo! desde las más raras hasta las más comunes, las que eran para equipos con bajos recursos y aquellas que hacían que todo se viera "bonito". De pronto, me pongo a leer acerca de una distro que llamó mi atención: Fedora, Y me enamoré de ella.

En ese entonces, era fedora 11, la probé como LiveCD en la máquina donde tenía el "Buntu based" y se parecía mucho, (Ambos eran Gnome) Pero había algo diferente... No era el acomodo de las aplicaciones o los colores, No. Fedora era muchísimo más rápido y se sentía muy bien. Estuve dándole unas vueltas pero no lo instalé. Tiempo después, adquirí otra PC y venía con Windows Vista, le di una oportunidad, pero no me gustó... De hecho en ese entonces Microsoft y HP prácticamente regalaban los DVD's de Windows 7 según tu edición de Vista para actualizar y entonces me vino un dilema: ¿Debía comprar Windows 7 Home Premium en el ridículo precio que lo ofrecían? o debía cambiarme por Completo a Linux? Decidí hacer lo segundo y entonces hice el Linux Distribution Chooser Test. Me arrojó Fedora, Mandriva y OpenSUSE, decidí usar Mandriva en ése entonces...

El problema que tuve con Mandriva fué que A) La versión ONE no estaba disponible para arquitecturas de 64 Bits y B) Nunca había usado antes KDE, entonces el adaptarme fue como raro... Me desesperé la verdad y entonces dije NO. Me cambio... Inmediatamente dije: "¿Cuál será mi distro? Bien, pues recuerdo haber probado hace mucho Fedora, y KDE me gusta, es sólo cosa de adaptación. Bien.... Fedora será." y así fue, me descargué Fedora 12 KDE una noche y en la mañana, cuando desperté listo para iniciar mis labores, decidí crear y arrancar el LiveCD.

Ahí tenían ustedes a Fedora con todos esos tonos azules, la rapidez, la "sensación" que me encantaba desde la primera vez que lo usé y dije: Va! en lo que me cambio y desayuno, formateo la computadora con Fedora!! Terminó el formateo, la apagué y me fui a realizar mis labores cotidianas. Era una emoción y a la vez un miedo enorme el hecho de que la computadora SÓLO TENÍA LINUX! (Sí borré el Respaldo de Windows Vista por completo) y por lo tanto, al llegar a la casa, arranqué la PC y me dispuse a copiar primeramente todos mis archivos importantes respaldados antes. Terminando,  me busqué una Guía de Post-Instalación para Fedora 12 y puse el sistema "a punto". Lo estuve usando un tiempo y entonces había sucedido. Estaba decidido a usar Fedora y Linux para siempre, me dedicaría a apoyar a ésta distro y a sus usuarios, haría todo lo posible por esparcir la palabra y demás. Tiempo después me volví Embajador Fedora y el resto, pues, es historia...

Así fue como me fui acercando a Linux poco a poco, dejando a Windows y sus molestas fallas detrás, aprendiendo cada día más y más sobre esta hermosa plataforma del pinguino... Si quieres ponerle lo mejor a tu computadora o bien, darle LO MEJOR a tus familiares y amigos, entonces, Usa Linux. Te doy Suficientes Razones para hacerlo.