¿Cómo Cambiarse a Linux? (7 Pasos)


En éste blog te hemos hablado largo y tendido de Linux, te hemos dicho Cómo elegir la mejor Distribución según tus preferencias e incluso te hemos dado Suficientes Razones para hacer el cambio, Vamos! incluso relaté mi propia historia Linux; ¿Pero... Cómo hago el dichoso cambio? Sencillo, te explicaré:

1.- Respaldo

Para cambiarte a Linux desde otra plataforma sólo debes respaldar todos tus archivos importantes, puedes usar USB's, Discos Duros Externos, CD's, DVD's, Lo que quieras... Teniendo todo a salvo, podemos proseguir.

2.- Elige tu Distro

Lo haremos fácil: Debido a que yo soy algo así como un "fedora fanboy" y recomiendo que todo mundo use Fedora, a partir de aquí haremos las cosas como si fuésemos a instalar dicha distribución. Muy bien, asumiendo que usarás Fedora, lo que tienes que hacer a continuación es identificar 2 aspectos de tu computadora, PROCESADOR: ¿32 ó 64 Bits? RAM: ¿Cuánto Tenemos? En Sistemas Windows lo veremos en el apartado Sistema del Panel de Control y en Sistemas MacOS lo veremos en Acerca de Este Mac. Un tip rápido para evitar confusiones es que, si tu computadora tiene de 4GB de RAM en adelante, entonces el procesador es de 64 bits, y si tiene menos, entonces es de 32. Éste tip no es del todo  confiable puesto que también hay computadoras con Menos RAM que son de 64 bits, prueba a buscar dicha información acerca de tu procesador en Google si quieres estar más seguro.

3.- Eligiendo Escritorio y Descargando el "ISO"

Una vez que sabes Cuánta RAM tiene tu computadora y de cuántos bits es su procesador, prosigues a descargar el ".ISO" (Imagen para Grabar) de Fedora en su última versión estable disponible, lo encontrarás aquí. Como podrás ver, tienes que elegir entre GNOME, KDE, LXDE y XFCE. Éstos son entornos de escritorio, y determinarán un poco el cómo se vea tu sistema, cómo funcione y cuánta RAM necesite para funcionar... Si tienes al menos 1GB de RAM (o más), la decisión se centra entre GNOME y KDE, Mientras que si tienes de 512MB para abajo, la decisión se centra entre XFCE y LXDE (Con 512 es recomendable que uses XFCE y con menos de éso, definitivamente LXDE) Siendo honestos, para correr LXDE que es el más liviano, necesitas al menos 256MB de RAM (para que funcione perfectamente) Si tienes menos que eso, entonces tendrías que probar con otro tipo de distribuciones, de las cuales no hablaré aquí.

Con una computadora Moderna (1GB de RAM en adelante) es 100% recomendable que uses KDE, así que bueno, dependiendo del escritorio que escojas, simplemente tienes que copiar el enlace del botón de descarga según la arquitectura del procesador (32 ó 64 Bits) y poner a descargar la imagen ISO con un gestor de descargas, trata de no usar solamente el navegador, de manera que puedas asegurarte que tu descarga será exitosa, rápida y no estará corrupta. En Windows siempre puedes utilizar Orbit Downloader para éste tipo de descargas, En Mac, puedes usar Jet it!.

4.- Grabando el ISO:

Teniendo el ISO descargado (Un archivo de terminación ".iso" con un peso de no más de 700MB) procedemos a grabarlo como Imagen ISO en un CD-R en Blanco. En Windows podemos usar Totally Free Burner para dicho cometido y en Mac podemos usar YBurner. Una vez que tenemos nuestro ISO Grabado, ya tenemos un LiveCD de nuestra distribución listo para usar y ayudarnos en el proceso de hacer el cambio!

5.- Instalando:

Lo que sigue es la parte más divertida de todo, tenemos que iniciar la computadora desde el disco que acabamos de crear con el ISO, (algunas lo hacen automáticamente al reiniciar teniendo el disco adentro, otras nos dejan elegir el dispositivo de arranque presionando alguno de los "efes" como F9, F10, F11, F12 y otras necesitan que configuremos dicho aspecto en la BIOS) Sea como sea, el punto es que arranquemos la PC desde el disco recientemente creado. En el caso específico de Fedora, se nos va a presentar un menú donde debemos elegir "Verify and Boot", tardará un tanto en arrancar, pero si lo hace, significa que no ha habido errores en la grabación del disco. (Si los hubiera tendrías que volver a grabarlo o inclusive quizá tendrías que descargar de nuevo el ISO correspondiente para la creación del mismo).

Acto seguido se nos presentará el escritorio de nuestra distribución elegida y generalmente ahí veremos la opción de "Instalar en el disco Duro", hacemos doble click en dicho ícono y se nos abrirá un asistente de instalación. Es bastante sencillo seguir las instrucciones que nos indique, sólo es importante recordar que cuando nos pregunte por el tipo de instalación debemos pedirle que ocupe TODO el Disco Duro para asegurar un cambio al 100%, Les muestro una imagen. (Aquí, la primera opción es la que debemos seleccionar)

En el caso específico de Fedora, después de rellenar todo lo que nos pida el asistente de instalación, no tardará en copiar los datos de la "imagen viva" al disco duro, aplicará los cambios deseados y tras un reinicio (sacando el disco del lector) voilá! estaremos dentro de Linux.

6.- Los próximos pasos:

Ya tienes Linux instalado... Ahora sólo falta seguir una Guía de Post-Instalación. Éstas Guías te ayudarán a poner tu distribución "a punto" ayudándote también como una especie de introducción a las funciones y el Modo de vida Linux. Busca éste tipo de guías según tu distribución en Google haciendo una consulta como: ¿Qué hacer después de instalar X Distribución? Ejemplo: ¿Qué hacer después de instalar OpenSUSE 11.3? y encontrarás lo que necesitas.

7.- Finalizando...

Tienes todo listo! Solamente queda pasar todos tus archivos respaldados de los medios externos a tu computadora recién formateada con Linux. Recuerda que el lugar donde van todos tus archivos es tu "Carpeta Personal" Ahí puedes guardar lo que se te antoje y crear tantas carpetas más como te sea necesario.