Gnome Shell: El día en que Gnome Cambió



Hoy, por primera vez he decidido probar Gnome-Shell dentro de mi máquina de uso diario con Fedora 13 instalado. Me ha gustado de principio que no sufrí de los errores comunes dentro de Gnome-Shell según he visto en algunos videos provenientes de Youtube como lentitud exagerada, caídas del escritorio y barras azules al momento de grabar la interfaz para un Screencast. Sin embargo, si fui presa de un Bug simple que hizo que el panel superior desapareciera en cuanto comencé a grabar con gtk-recordmydesktop; Esto a final de cuentas no fue problema porque gracias a los atajos del teclado pude hacer la revisión de Gnome-Shell fácilmente y dejarla para ustedes en Youtube.

Antes de que vieran el video, me gustaría hablar un poquito de Gnome-Shell:

Personalmente creo que Gnome-Shell es una interfaz revolucionaria para el escritorio Linux, le da una personalidad propia e integra modernidad junto con funcionalidad y un look bastante llamativo, lo que no me gustó es la manera en que trabaja las ventanas abiertas (Hay que abrir actividades para ver tus áreas de trabajo y lo que has abierto) o bien, usar los atajos del teclado (Cosa en la que Gnome-Shell confía mucho)

Por un lado creo que está bien que esta nueva interfaz utilice más la integración con el teclado y el mouse de otra manera, pero también creo que esta novedad le costará a Gnome algunos usuarios, ya que por un lado, es una interfaz un poco más extraña para un usuario nuevo y por otro lado requiere aceleración 3D y una máquina potente para funcionar bien.

Supongo que como cualquier otro stack de efectos de escritorio que dependen de aceleración Gráfica, Gnome Shell funcionará bien para máquinas de al menos 1GB de RAM pero ése será el mínimo necesario para correrlo, dejando a usuarios de máquinas menos potentes en manos de otros entornos de escritorio más livianos, porque si bien los desarrolladores de Gnome piensan permitir el "rollback" a versiones antiguas de Gnome, no creo que sigan desarrollando la misma interfaz a la antigua para nuevas versiones; (Esto último quiere decir que los usuarios que decidan usar "Gnome-Legacy" probablemente se queden en las versiones 2.x.x de Gnome sin recibir actualizaciones del entorno general y/o sus librerías, más bien si quizá del software manejado)

Además de todo esto, el equipo de Ubuntu ha decidido dejar de usar Gnome como el escritorio predeterminado para cambiar por una alternativa de encauses similares llamada "Unity" (Otro entorno de escritorio dependiente de aceleración gráfica creado por ellos) Que a mi parecer ofrecerá un tanto de menos rendimiento a comparación de Gnome-Shell debido a que depende de Compiz para funcionar y Compiz ha demostrado no ser demasiado amigable con los usuarios de ciertos tipos de equipos.

Por el lado de Fedora, me parece que seguirán usando Gnome como el entorno de escritorio predeterminado aun con el lanzamiento de Gnome 3, pero si hablamos de recursos mínimos y querer llegar a un mayor número de usuarios, será mejor que las distros como Fedora que planean seguir usando Gnome cambien su alternativa predeterminada a KDE que si bien necesita un mínimo de recursos parecido al que ocupará Gnome-Shell funciona bien sin aceleración gráfica o bien, una tarjeta gráfica poco potente (quizá sin transparencias y efectos especiales, pero con un look y funcionalidad decentes)

A final de cuentas será decisión de los diferentes equipos de trabajo de las distros lo que planeen hacer con sus nuevos releases, en lo personal, creo que ya va siendo hora de que todo el mundo actualice ese viejo hardware que quizá sigan usando por equipos más potentes o se cambien a Linux Mint con LXDE.

-Screencast de Gnome Shell en Fedora 13: